El verano ya está aquí. Algunos estarán ya lejos de las oficinas y mientras otros tantos, bien atentos al calendario. Aprovechando la ocasión, y como despedida hasta septiembre, hemos decidido dedicar esta entrada del blog a ofreceros algunos consejos de lo más prácticos para hacer de nuestras vacaciones un periodo mucho más sostenible. Es importante que todas aquellas buenas acciones que hemos emprendido y adherido a nuestra rutina nos las guardemos en la maleta y nos las llevemos con nosotros allá donde vayamos. Independientemente del plan que tengamos en mente… ¡siempre podemos contribuir de alguna manera!

1- Utiliza el transporte público, camina o monta en bici: el transporte y la contaminación derivada de los vehículos particulares es una de las grandes amenazas a las que se enfrentan los entornos urbanos. Visitar una ciudad haciendo uso de un transporte ecológico no solo contribuirá a mejorar la calidad del aire de la zona, sino que también te permitirá descubrir los secretos del sitio en el que estás.

2- Continuando con el transporte, si el viaje en avión resulta indispensable, tienes la opción de compensar la contaminación por combustibles fósiles que genera tu trayecto. Terrapas, CarbonFund o Carbonify son algunas opciones.

 

3- ¿Te quedas en casa y no sabes bien qué hacer?, ¿qué tal empezar con tu huerto urbano? Las vacaciones son el momento perfecto para sacar tiempo y hacer todas esas cosas que dejamos pendientes durante el curso. Si lo tuyo es la jardinería, en este post ya explicábamos los primeros pasos a dar para tener nuestro pequeño “edén verde”.

4- Consume local: en realidad, este consejo es aplicable a cualquier sitio al que vayamos. Descubrir una ciudad también pasa por adentrarse en su gastronomía y pequeños negocios. ¡Seguro que nos llevamos más de una grata sorpresa!

5- ¿Y si estamos en casa? Es importante que limitemos el consumo de aire acondicionado. Para ello nuestra mejor opción es dejar las persianas completamente bajadas durante el día para que entre la menor cantidad de luz y calor. Con este pequeño detalle nos encontraremos con un hogar mucho más fresco y sostenible cuando lleguemos a casa.

6- No dejes rastro: una acampada, un picnic en la playa… Son planes sin duda llamativos para esta época del año. Resulta fundamental que recojamos todo, absolutamente todo, lo que llevemos.

7- Cuidado con el ruido: la contaminación acústica, a pesar de silenciosa, genera enormes estragos en el entorno. Nunca debemos olvidar que entornos naturales no estamos solos, y que hay una fauna presente en el ecosistema que visitamos que no desea ser molestada.

8- Limita tu consumo de plástico: durante todo el año hemos insistido en las terribles consecuencias del abusivo consumo de plástico, especialmente de aquellos de un solo uso. En vacaciones, sobre todo pasando tanto tiempo fuera de casa, es importante que no olvidemos sus consecuencias y apostemos por otro tipo de envases.

9 y 10- Y por último pero no menos importante… ¡aprovecha para descansar y disfrutar! Para poder cuidar la Tierra es importante que también nos cuidemos a nosotros mismos. Las vacaciones de verano son el momento perfecto para estar con nuestras familias, seres queridos y disfrutar del tiempo compartido.

¡Nos vemos a la vuelta!


Imágenes de Raw Pixelnot brittany shh pls, Tiffany Nutt y Helena Lopes

 

 

 

 

 

 

:
Atrás

Deja un comentario

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivos

Categorías

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram