Esta semana se daba a conocer una gran noticia para los ciudadanos de Madrid. Una noticia que ejemplifica el avance hacia sociedades más sostenibles y respetuosas con nuestro planeta. Madrid decidida a apostar por las energías renovables.

Esta noticia surge tras la decisión tomada por el Tribunal Administrativo de la Contratación Pública (TACP), que ha optado por desestimar los recursos planteados por diversas compañías eléctricas. Unas compañías que no cumplen los estándares exigidos por el Ayuntamiento de Madrid, que pedía que la energía suministrada fuera de origen 100% renovable. En palabras del Consistorio, la decisión ha sido tratada como un éxito para la contratación pública responsable.

Jorge García castaño, delegado de Economía y Hacienda del Ayuntamiento, señalaba con motivo de esta desestimación que “era un grandísimo día y un paso importantísimo que puede servir como precedente para otras administraciones del resto del país”.

A comienzos del mes de marzo, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobaba un acuerdo marco nuevo para el suministro de energía eléctrica. A través de él esperaban garantizar el suministro 100% renovable en edificios municipales, facilitando a su vez el acceso de pequeñas empresas a la contratación pública. Gas Natural, Iberdrola y Endesa presentaron recursos a estas exigencias, pues les dejaba fuera de un concurso en el que el monto económico de los contratos se situaba en unos 82 millones de euros. Tras la decisión tomada por el TACP la capital está un paso más cerca de sanear su ciudad y apostar, cada vez más alto y más claro, por lo que demandamos: un Madrid más sostenible.

Tal y como se ha indicado desde el propio Ayuntamiento, el consumo eléctrico de los 1.300 puntos de suministro de los edificios municipales es de casi 150 GWh (gigavatios por hora) anualmente. Esto equivale, aproximadamente, al consumo medio por año de 45.800 hogares del país. Los mencionados puntos proporcionan energía a parques, jardines, centros de servicios sociales, oficinas, museos y centros culturales, colegios públicos o bibliotecas, por mencionar tan solo algunos. Instalaciones que, a la vista de las nuevas noticias, obtendrán su energía de fuentes renovables.

Cabe destacar que la decisión no es firme, pues existe la posibilidad de que las compañías eléctricas recurran la decisión ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Sin embargo, merece la pena celebrar hoy el camino abierto a una administración más verde y limpia.

Más allá de la repercusión que tenga en la propia ciudad, esta decisión ya se ha hecho notar en otros puntos geográficos del país. En Sevilla por ejemplo, se ha presionado al Ayuntamiento para que se siga el ejemplo de Madrid y se adopten medidas encaminadas a garantizar que los suministros eléctricos sean, cuanto antes, completamente provenientes de energías renovables. También en Valencia el gobierno municipal estudia introducir en el nuevo contrato de suministro eléctrico una cláusula que primer la electricidad con procedencia renovable.

Todo ello nos anima a seguir apostando por la sociedad que queremos, por unas instituciones que escuchen las demandas de sus ciudadanos y sean firmes a la hora de tomar medidas por nuestro Planeta.


Con información de EFE Verde, El País, eldiario.es, ECOticias y Cadena SER. Imagen de Asia Chang y Timon Studier

 

 

 

 

 

 

:
Atrás

Deja un comentario

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivos

Categorías

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram