Estas últimas semanas hemos celebrado con gran alegría la llegada de las lluvias. Unas lluvias que suponen un auténtico respiro y alivio para nuestros ecosistemas, para la calidad de nuestro aire y para las reservas de agua.

Las lluvias que nos han acompañado las últimas semanas no eran solo deseadas, sino también muy necesarias ante la alarmante situación de sequía que venimos arrastrando. Gracias a ella, el estado de nuestros embalses ha mejorado notoriamente. Las precipitaciones de los últimos quince días han permitido que la reserva hidráulica de la península aumente en un 23,4%. Nuestros embalses han ganado por tanto un total de 10,2 puntos, situándose en el 53,7%.

Es importante que no caigamos en el error de obviar la crítica situación en la que nos encontramos. El total de agua embalsada en España sigue estando por debajo de la media de los últimos diez años (hace justo una década, los embalses se situaba al 67,8% en esta misma semana). Sin ir más lejos, el pasado verano arrancaba con los niveles de agua embalsados más bajos desde la sequía de 1995. En esa situación nos hemos encontrado hasta el inicio de las lluvias en el pasado mes  de febrero.

Por ello, desde el Ministerio de Medio Ambiente se ha insistido en tomar las buenas noticias con cautela. Seguimos un 15% por debajo de la media, y “”todavía muchas grandes cuencas sufren la situación de sequía y se encuentran en una situación muy por debajo de la media”. “Todavía necesitamos mucha lluvia“, añade Medio Ambiente, que recuerda que “el agua es un recurso escaso y hay que darle el valor que tiene”.

Precisamente eso demanda la organización medioambientalista SEO/Birdlife. Desde esta ONG solicitan una mejor gestión del agua en nuestro país. Consideran que nuestro país debería incorporar nuevos valores, dejando de pensar en ella solo como recurso a explotar. Es importante incorporar a esta gestión el entendimiento de nuestra dependencia y del vital papel que el agua cumple en el devenir de nuestros ecosistemas: energía, pesca, mitigación frente a inundaciones y sequías, identidad cultural etc.

También demandan actuar con mayor contundencia frente a las amenazas a las que se enfrenta este recurso: sobreexplotación, contaminación o destrucción. Una pérdida no solo valorada en términos medioambientales, sino también económicos.

Como ciudadanos, nuestra implicación también es fundamental. MAPAMA ha recopilado información, consejos y estadísticas en la siguiente web, invitándonos a todos a reflexionar sobre la importancia del agua en nuestras vidas a través de la campaña #CadaGotaSuma.

Gracias a las lluvias de los últimos días, la situación en nuestro país ha mejorado notablemente y nuestros embalses han podido respirar tranquilos. Sin embargo, estas noticias no deben hacernos olvidar que una mejor gestión del agua y una mayor protección de nuestros ecosistemas sigue siendo fundamentalmente importante. Dentro de escasos tres meses estaremos de lleno metidos en la temporada de los fatídicos incendios forestales. El agua es nuestro mejor aliado frente a ellos, y por eso debemos cuidarla como merece.

 


Con información de eldiario.es,  El PaísSEO Birdlife y MAPAMA.  Imágenes de Jaromín Kavan y  MAPAMA.

 

 

 

 

 

 

:
Atrás

Deja un comentario

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivos

Categorías

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram