El titular no da pie a la interpretación. La peligrosa situación en la que se encuentran nuestros océanos requiere de toda nuestra atención. Un equipo internacional de científicos afiliados a The Ocean Cleanup Foundation ha navegado durante tres años los mares para obtener información sobre el estado de conservación del mar y sus resultados han sacudido a los medios de comunicación a nivel internacional.

The Ocean Cleanup es una organización sin fines de lucro con sede en Delft, Países Bajos. El grupo, que consta de más de 70 ingenieros, investigadores, científicos fija su objetivo en desarrollar tecnologías avanzadas para ayudar a eliminar los plásticos en los océanos del mundo. Sus conclusiones, publicadas la pasada semana en la revista Scientific Reports, son devastadoras. Un total de 1.8 billones de piezas de plásticos que pesan en su conjunto 80.000 toneladas métricas flotan a día de hoy en un  área ya conocida como el Great Pacific Garaje Patch ( el Gran Parche de Basura del Pacífico).

Este nuevo estudio, basado en lo que los investigadores denominaron una mega-expedición al Great Pacific Garbage Patch en 2015, sugiere que hay aproximadamente 16 veces más desechos de los que se creía flotando allí. La masa de desechos abarca 617,763 millas cuadradas (1,6 millones de km cuadrados), aproximadamente tres veces el tamaño de Francia.

Con el fin de analizar el alcance completo del Gran Parche de Basura del Pacífico, el equipo llevó a cabo un esfuerzo exhaustivo de muestreo del área, considerado el más completo hasta la fecha. El equipo de investigación cruzó el área de escombros con 30 buques simultáneamente. La flota recolectó un total de 1,2 millones de muestras de plásticos, mientras que los sensores aéreos escanearon más de 116 millas cuadradas (300 km cuadrados) de la superficie del océano.

El estudio también indica que las redes de pesca representan el 46% de la basura, y la mayoría del resto está compuesta por otros equipos de la industria pesquera, como cuerdas, espaciadores de ostras, trampas para anguilas, cajas y cestas. Los científicos estiman también que el 20% de los desechos proviene del tsunami japonés de 2011.

Los investigadores encontraron que el 92% de la masa estaba representada por objetos más grandes, mientras que solo el 8% de la masa estaba contenida en microplásticos. Al comparar la cantidad de microplásticos encontrados durante su estudio con las mediciones históricas, el equipo descubrió que los niveles de contaminación plástica en el Gran Parche de Basura del Gran Pacífico han estado creciendo exponencialmente desde que comenzaron las mediciones en la década de 1970.

La publicación del estudio del parche de basura coincide con un nuevo informe, Foresight Future of the Sea, que nos avisa de que la contaminación plástica en el océano podría triplicarse para 2050 a menos que se genere una “respuesta importante” para evitar que el plástico llegue al océano. El informe declaró que la contaminación plástica es una de las principales amenazas ambientales para los mares, junto con el aumento del nivel del mar y el calentamiento de los océanos.

A la vista de los resultados de estos dos estudios, no cabe la menor duda de la seria amenaza que supone el plástico para la conservación de nuestro planeta. Limitar su uso y evitarlo es una buena manera de contribuir a un mejor estado de nuestros océanos. Botellas de plástico, pajitas, vasos y platos de plástico… son solo algunos de los ejemplos. Como en otras ocasiones, la toma de conciencia se convierte en un primer paso fundamental. Ya tenemos los datos en nuestras manos, tan solo queda que hagamos algo con ellos.


Con información de Earth SkyNational Geographic. Imágenes de The Ocean Cleanup

 

:
Atrás

Deja un comentario

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivos

Categorías

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram