Este 24 de marzo, entre las 20h30 y las 21h30 el mundo se apaga. Apagamos las luces en nuestras casas, en nuestros trabajos y en nuestros edificios más emblemáticos. Todo ello forma parte de la Hora del Planeta, un acto simbólico que a nivel internacional demanda mayores medidas contra el cambio climático. Un acto simbólico que simboliza la unión entre ciudadanos de todo el mundo para defender aquello que más quieren y necesitan, su planeta.

La Hora del Planeta es una campaña que encuentra sus orígenes en el año 2007, en Sidney. Impulsada por la organización medioambientalista WWF, surge en aquel entonces como un gesto de lucha contra el cambio climático, y así se mantiene hasta nuestros días más de diez años después. Tal y como desde la propia organización aclaran, inicialmente consistió en apagar las luces durante una hora. Hoy es la más grande celebración por el planeta, que ha impulsado compromisos ambientales alrededor del mundo, desde la protección de los bosques hasta la creación de áreas marinas protegidas y la promulgación de la ley en favor de un clima seguro para todos.

En su primera celebración, la Hora del Planeta reunió a más de 2,2 millones de personas. Dos años después, la cifra ya superaba los 1.000 millones de personas. Fue en el año 2013 cuando más de 7.000 ciudades se sumaron a la iniciativa, generando resultados concretos de conservación. La última edición, que coincidía con el décimo aniversario, reunió a más de 3.500 millones de personas, además de incontables impresiones en las redes sociales que se aunaban con una intención común: defender su planeta.

Para esta edición, WWF nos reta a conectar de nuevo con el planeta y su naturaleza. A recordarnos que la naturaleza no es algo lejano, sino algo a lo que pertenecemos. Se encuentra en lo que tomamos, comemos, usamos y sobre todo sentimos. Por todo ello, esta Hora del Planeta es una llamada de atención para demandar más zonas verdes en las ciudades, para demandar una mejor salud de nuestros mares y ríos. Para exigir una erradicación de la contaminación sonora y un definitivo y unánime apoyo a las fuentes de energías renovables.

En Another Way somos consciente de los retos a los que nos enfrentamos, y en la imperiosa necesidad de tomar las medidas oportunas para mejorar el estado de nuestro planeta. La Tierra ha vivido los periodos más cálidos de su historia, prolongadas olas de calor, sequías, pérdida de biodiversidad y contaminación. La Hora del Planeta es una oportunidad óptima para conectar a cientos de millones de personas de todo el mundo para que actúen frente a todos estos problemas.

Por supuesto, no basta una hora, todas las horas deberían ser la hora del planeta. Pero desde luego, en este 24 de marzo nos unimos todos. Miramos a nuestro alrededor y paradójicamente, las luces apagadas alumbran nuestro camino. Estamos juntos en esto, unidos somos capaces de generar el cambio, de avanzar hacia una sociedad más sostenible. El planeta lo merece, y no vamos a parar hasta lograrlo.

WWF ha creado la siguiente página web para que a través de las redes sociales también podamos unirnos y mostrar nuestro compromiso con el cuidado del planeta. Además de toda la información que necesitas sobre la Hora del Planeta, también encontrarás consejos útiles para que tus hábitos también contribuyan al cambio.


Con información de WWF. Imágenes de WWF y Wikimedia Commons. 

:
Atrás

Deja un comentario

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivos

Categorías

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram