Durante esta semana se ha celebrado en Barcelona la Cumbre Mundial del Reciclaje, que ha concentrado a participantes de más de 70 países. En el marco de este evento la Oficina Internacional del Reciclaje (Bureau of International Recycling) ha presentado un informe titulado “Estadísticas sobre el crecimiento nacional de residuos electrónicos y el movimiento de chatarra electrónica entre países“. Las informaciones que arroja informaciones son alarmantes.

Según los datos recabados la producción de desechos electrónicos aumenta a un ritmo del 3% a nivel internacional. Esto significa que a no ser que se tomen las medidas necesarias para atajar este problema, para el 2025 estaremos produciendo 53,9 millones de toneladas de desechos electrónicos.

En este mismo informe se señala también que el crecimiento más acelerado se producirá en las zonas asiáticas. Es en la región de Asia-Pacífico donde los residuos electrónicos podrían crecer de los 3,6 kilogramos por habitante registrados en el 2016 a los 5 kilos en el 2025. Poniendo el foco en Europa, se estima que para esta misma fecha estos desechos aumenten a los 3,4 millones de toneladas.

El estudio ha sido elaborado por una red de profesionales de la Universidad Harokopio de Atenas, bajo la dirección de la profesora Katia Lasaridi. El trabajo de investigación ha recopilado datos reales de alrededor de 180 países. Revelan también, que la generación internacional de estos desechos ha aumentado hasta en un 30% en los últimos diez años.

Entre las causas que explicarían este aumento tan acelerado se encuentra el aumento de la población y el ritmo de consumo. En una época marcada por la obsolescencia programada, cada vez es más frecuente que los objetos electrónicos nos duren cada vez menos, incitándonos a reemplazarlos y seguir comprando.

Es importante que como consumidores recordemos las herramientas que tenemos a nuestra disposición para frenar este ritmo. Pensar bien antes de comprar, darle un buen uso a nuestros objetos y reparar siempre que sea posible serían buenas iniciativas a llevar a cabo. Si nos resulta necesario deshacernos de un aparato electrónico, resultará fundamental que nos informemos sobre los puntos limpios que se encuentran a nuestra disposición para reciclarlos. Tan solo apostando por estilos de vida más sostenibles y respetuosos con el medioambiente podremos ralentizar el ritmo apuntado por el informe.


Con información de BIR y Efe Verde. Imágenes de Basel Action Network y BIR. 

:
Atrás

Deja un comentario

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivos

Categorías

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram