Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Septiembre es por excelencia, el mes de deshacer maletas, de recuperar el despertador, y en muchos hogares, también es el mes de la vuelta al cole.  Ante nuestros ojos, un curso nuevo comienza. Nuevos profesores, conocimientos por descubrir y recreos. Con demasiada frecuencia, esta época se anuncia como una de compra de material nuevo, ropa, y de un enorme desembolso económico. Sin embargo, antes de sumergirnos en esta vorágine de gastos, merece la pena que nos replanteemos el camino que queremos tomar.

 

Diversos estudios señalan que la conciencia ecológica se desarrolla a edades muy tempranas. Para fomentar esta actitud entre las mentes de los más pequeños de la casa, lo primero que debemos hacer es plantarnos ante este consumo masivo e innecesario. La sostenibilidad es una forma de vida que toma especial relevancia con el regreso a las aulas. Septiembre, esa época plagada de tentaciones que debemos aprender a resolver de una manera respetuosa con el medioambiente. Y para ello, tan solo debemos tener unas cuantas cuestiones en la cabeza.

 

i-am-a-student-1412778_1920

 

La primera de ellas es revisar a conciencia lo que guardamos de años anteriores. Elaborar por ejemplo, un pequeño inventario, es una manera muy práctica y sencilla de descubrir qué tenemos, y sobre todo, en qué condiciones. ¿De verdad necesito una mochila nueva?, ¿no tengo cuadernos sin utilizar que pueda empezar este curso?, comprar una calculadora, ¿qué le pasa a la del año pasado? Te sorprenderá la cantidad de material utilizable que guardas en casa, (y tú sin saberlo).

 

Una vez revisado todo, comprobarás cómo la lista de la compra se reduce enormemente. Y ante ella, como podrás imaginar, también tenemos a nuestra entera disposición opciones que respetan nuestro planeta. La primera de ellas es acudir a tiendas de segunda mano o intercambio de material. En muchos colegios, las asociaciones de padres y madres organizan ya intercambios de libros de texto, una iniciativa de lo más sostenible. Reutilizar es una actitud fundamental que no solo permite que reduzcamos nuestra huella ecológica, sino que también supone un enorme alivio para los bolsillos. Como no podría ser de otra manera, internet también se ha puesto de nuestro lado. En muchas webs podemos realizar los intercambios de material, libros y demás. Por mencionar alguna plataforma, Bookint.eu Truequebook.es

 

photo-1446329360995-b4642a139973

 

Si se da el caso de necesitar comprar ropa o material, debemos considerar la adquisición de objetos que sean respetuosos con el medioambiente, y la oferta es inmensa. Por mencionar solo algunos, papel reciclado, carpetas de cartón o estuches de tela. La mayoría de ellos indican en las etiquetas su compromiso con el planeta, así que sobre nosotros tan solo recae la tarea de mostrar un poco de interés y leerlas antes de decantarnos por ellos y añadirlos a la cesta. En el caso de aparatos electrónicos, su eficiencia energética es un valor a tener muy en cuenta.

 

Una vez nos hayamos hecho con el material necesario, suena el timbre, es el momento de volver al colegio. Cuando vamos a clase, también podemos adoptar prácticas ecológicas que hagan de nuestra forma de vida algo más respetuoso con el planeta. No cabe la menor duda de que un agradable paseo por la mañana es la mejor opción para llevar a nuestros hijos al cole. Si se encuentra algo alejado y estamos faltos de tiempo, siempre podremos cambiar los pasos por los pedales, y acercarnos a él en bici. Si nos resulta imposible, el transporte público también limita de manera muy considerable las emisiones de gases nocivos a la atmósfera, mejorando notoriamente la calidad del aire.

 

¿Y qué sucede si no nos queda más remedio que ir en coche? ¡No desistamos! Evitar acelerones y frenazos, mantener una velocidad constante, apagar el motor en atasco… La conducción eficiente también contribuye a que nuestra huella ecológica se reduzca. Sumado a ello, una alternativa que cada vez enamora a más padres es compartir el coche para llevar y recoger a los niños del colegio.  Como verás, ideas no faltan. ¡Tan solo hace falta proponerse un cambio y llevarlo a cabo!

 

crayons-1209804_1920

 

Transmitir a nuestros hijos estos valores es el primer paso para que poco a poco la sociedad avance hacia un modelo más sostenible. La vuelta a las aulas es una buena ocasión para plantar esta semilla. Así, y con la llegada de las generaciones venideras, florecerá una renovada filosofía de vida que respete y cuide de nuestro planeta.

 


Imágenes de John-Mark Kuznietsov, LourdesniqueDawid Małecki y Unsplash

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
:
Back

Deja un comentario

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivos

Categorías

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram