Las Navidades a la vuelta de la esquina. La temporada por excelencia para reunirnos con nuestros seres queridos, para celebrar, para hacer balance del año pasado y proponernos metas para el entrante. También es una época tradicionalmente llena de compras, gasto y de consumo desenfrenado. Sin embargo, no tiene por qué ser así. Aunque no lo parezca, disfrutar de unas fiestas sostenibles es más fácil de lo que parece. Para hacerlo un poco más sencillo, hemos querido dedicar nuestro post a una guía de consejos básicos para lograrlo.

1.Los regalos

Las Navidades son por excelencia la época del año preferida para mostrar agradecimiento a las personas que nos han acompañado. Pero, antes de lanzarnos a la compra, reflexionemos. Ese cariño en forma de regalo puede demostrarse de muchas otras maneras. Regalar experiencias como una buena comida o unas entradas para el teatro es una bonita forma de compartir el tiempo con esa persona. También podemos ponernos “manos a la obra” y regalarle algo homemade. Estos detalles, además de ser más respetuosos con el planeta, también son más personales. Están cargados de ilusión y cariño y la persona que los reciba seguro que lo agradecerá.

Si optamos por la compra, también tenemos la oportunidad de hacerla más sostenible. Como el resto del año, nuestros mejores aliados son la lectura de etiquetas y lo local.

Por último, a la hora de envolverlos podemos optar por revistas que tengamos por casa y ya hayamos leído. Así tendremos regalos bonitos, divertidos, económicos y ¡súper eco! De paso, haremos una limpieza de todas esas revistas que acumulamos para nada en nuestros hogares.

2.Los adornos

Ni que decir tiene que tenemos que prestar atención a los adornos que escojamos para estas fiestas. Renunciar a elementos naturales como abetos o musgo es primordial. En lugar de recurrir al plástico para reemplazarlos, tenemos la oportunidad de recurrir al reciclaje y nuestra creatividad para decorar nuestra casa de manera sostenible. Recortes de revistas, cosas que ya no utilicemos… Puede convertirse en una actividad de lo más divertida para disfrutar en familia.

En cuanto a la iluminación, el primer consejo es sin duda emplearla únicamente en los momentos más señalados, en lugar de tenerla encendida día y noche. Optar por bombillas de bajo consumo es sin duda la mejor opción. Empleando luces LED gastaremos hasta un 90% menos de energía que empleando iluminaciones tradicionales.

3.Los residuos

Los residuos generados durante las Navidades superan con creces las tasas del resto del año. Por ello es importante que tomemos conciencia y actuemos de manera sostenible. Para ello, resulta fundamental que evitemos los productos de “usar y tirar” y que huyamos del plástico en nuestras compras. A la hora de recibir un regalo, evitemos tirar el papel, pues si lo abrimos con cuidado será perfectamente reutilizable para otra ocasión.

4. La alimentación

Si las Navidades son para celebrar… ¡Qué mejor que celebrar comiendo! Con el calendario lleno de comidas y cenas, ¿cómo convertirlas en sostenibles? La receta es bien sencilla: como el resto del año, acudiendo a productos de temporada y locales y reduciendo el consumo de carne conseguiremos un menú de lo más sostenible. Más allá de la elección de los ingredientes, recordemos que es igualmente necesario que evitemos en la medida de lo posible los productos envasados en plástico. Preparar únicamente las cantidades que vayamos a consumir y guardar aquello que no nos comamos no solo será agradecido por nuestro bolsillo, sino que también por nuestro planeta.

Por último, un consejo que nos resulta de utilidad tanto en Navidades como el resto del año. A la hora de hacer nuestras compras, evitar un uso desmesurado de las bolsas de plástico es un gran gesto para minimizar nuestro impacto sobre el medioambiente.


Con información de Ecologistas en Acción, Huffington Post y Ecoosfera. Imágenes de Chuttersnap, rawpixel.com (1, 2) y Mira Bozhko.

Atrás

Deja un comentario

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivos

Categorías

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram