La WWF (World Wildlife Fund) es la organización conservancionista con mayor presencia a nivel internacional, cuya misión pasa por frenar la degradación del medioambiente. Seres humanos viviendo en completa armonía en la naturaleza conservando su biodiversidad y utilizando los recursos de manera sostenible. Sus líneas de actuación son diversas, y entre ellas se encuentra la protección de la selva amazónica.  Cumpliendo este papel, ha publicado recientemente el Living Amazon Report 2016, su informe anual sobre el estado del Amazonas. Una zona del planeta que año tras año, sigue rompiendo récords.


Abarca un total de 8 países siendo la casa de 34 millones de personas. Es el bosque lluvioso más grande del planeta, el río que más agua vierte sobre el mar y el lugar donde más grupos indígenas viven (hasta 350, muchos de ellos completamente aislados del resto de la sociedad).

Captura de pantalla 2016-06-30 a las 18.17.28

 

 

En él se encuentran una décima parte de las especies del planeta. También, su diversidad es mayor a la del resto del mundo, incluyendo la de peces de agua dulce. Nada menos que cinco veces más que en todo el continente europeo. Y sigue sumando, desde el año 1999 más de 2000 nuevas especies de plantas y vertebrados han sido descubiertos entre sus bosques.

Captura de pantalla 2016-06-30 a las 18.18.09

Es entendible por tanto, que el bienestar del Amazonas y su conservación, determine el bienestar del planeta Tierra en su totalidad. Su destrucción nos afecta a todos, por lo que salvarlo es una responsabilidad compartida. La palabra “irremplazable” jamás tuvo tanto sentido como lo tiene en el Amazonas.

 

Referido a ello la presidenta de WWF Internacional, Yolanda Kakabadse, señala que durante los últimos años hemos aprendido lo importante que es el Amazonas para el bienestar de la humanidad. En este proceso de mayor toma de conciencia, WWF ha tomado un rol activo y determinante para impulsar el cambio a mejor. Es pionero en incentivar a los estados a desarrollar políticas de conservación y a cooperar entre ellos por el bien común.

 

El informe aporta el análisis que la ONG hace sobre las pérdidas del bosque amazónico, haciendo un repaso a los 31 “frentes de la deforestación”, que ponen contra la espada y la pared la integridad del ecosistema. Los peligros a los que se enfrenta son variados: agricultura y ganadería insostenible, carreteras, incendios, minas e industria de madera ilegal por mencionar algunos.

 

Para hacer frente a todos ellos, y de acuerdo con el estudio, la protección del Amazonas debe realizarse desde una perspectiva global, pues las presiones naturales a las que hace frente provienen de diversos estados.

 

Por ello hace hincapié en lo necesario que resulta que todas las partes tomen conciencia para mantener la viabilidad del sistema combinando desarrollo sostenible y conservación. Solo así podrán asegurar los bienes naturales que el Amazonas ofrece a los locales, países de la región y al mundo entero.

Captura de pantalla 2016-06-30 a las 18.18.45

 

El informe de WWF nos presenta en un mismo documento las luces y sombras sobre la conservación del Amazonas. Sombras para que podamos entender su magnitud y alarmantes efectos a todos los niveles. Las luces son para que no nos desalentemos. La viabilidad del pulmón de nuestro planeta es factible, pero nos necesita unidos para hacerla posible.


Con información e imágenes de WWF y Wikimedia Commons.

:
Atrás

Deja un comentario

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivos

Categorías

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram