Otra manera de consumir, otra manera de transportarnos, otra manera de comer y en definitiva, otra manera de relacionarnos con el planeta en el que vivimos. En Another Way estamos convencidos que aprender nuevas formas de comprender lo que nos rodea y relacionarnos con ello es fundamental para dar paso a una sociedad más sostenible. Los colegios y centros de educación forman un eslabón fundamental en esta cadena.

Así es como surgen nuevas maneras de educar, de transmitir conocimiento y valores y de formar a las sociedades del futuro. Centros en los que no solo importa qué aprendemos, sino también la manera en que lo hacemos, fomentando la reflexión, el debate y el respeto por el planeta. Es dentro de esta corriente de pensamiento donde surge la educación holística en los años noventa del siglo pasado. Esta forma de enseñar y transmitir conocimiento parte de la premisa de que cada uno de nosotros es único, pero al mismo tiempo está conectado a todo lo que le rodea. No es exclusivamente un método, sino una visión más creativa de la educación que va más allá de lo cognitiva, abrazando nuestra parte emocional y espiritual.

La educación holística procura que nos desarrollemos como seres humanos desde diversos ámbitos, en relación con nosotros mismos y también en relación con nuestra sociedad y la Tierra. Para ello, parte de la idea de que el aprendizaje es un proceso vivencial, en el que como personas podemos encontrarnos con diversos caminos para obtener conocimiento. También comprende que el aprendizaje debe producirse en un ambiente de libertad. Vislumbra la educación en la diversidad, en el respeto al planeta, la ecología y espiritualidad como parte fundamental de la experiencia.

Con respecto a su importante enfoque ecológico, la educación holística hace énfasis en nuestra relación con el entorno, apuntando a la diversidad, equilibrio, cooperación y sostenibilidad. Considera que nuestra formación y desarrollo como personas debe sustentarse en el respeto por la vida en todas sus formas. Así, resulta fundamental que aprendamos a relacionarnos con la Tierra de manera no explotadora. Se trata en definitiva de proporcionarnos las herramientas necesarias para que aprendamos a convivir con ella en armonía.

No faltan ejemplos reales de casos de éxito de la educación holística. El primero que se nos viene a la cabeza, por su reconocimiento internacional, es el Schumacher College en Reino Unido. Con estudiantes de países de todo el mundo, de todas las edades y orígenes, cuenta con un programa de aprendizaje vanguardista centrado en la ecología y sostenibilidad. Su enfoque es interactivo, experiencias y participativo, ofreciendo a sus estudiantes y profesores (allí todos aprenden) las herramientas necesarias para relacionarse mejor con el planeta en el que viven. Próximamente comienza su curso sobre Ecología y Espiritualidad, en el que Another Way programa una muestra de cine para los alumnos. Una buena oportunidad para debatir, a partir de todas las perspectivas, sobre los retos a los que nos enfrentamos.

En nuestro país también se han abierto paso poco a poco nuevos modelos de educación basados en la espiritualidad y respeto al planeta. Ejemplo de ello es el Diploma Oficial de la Universidad Complutense en Innovación social, financiación participativa y Economía Colaborativa. Ante un mundo globalizado, este programa de estudios propone un acercamiento más sostenible enfocado en la innovación social como alternativa a los modelos tradicionales ofreciendo nuevas oportunidades de desarrollo.

Si bien todavía no gozan del espacio merecido, cada vez conocemos más modelos educativos que apuestan por una manera más sostenible de aprender. Cabe esperar que cada vez vayan a más, y que penetren en la educación tradicional para que juntos podamos avanzar hacia una sociedad en armonía con el planeta. Una sociedad que preste atención a nuestro lugar en el mundo, nuestras emociones y espiritualidad.


Imágenes de Myles Tan, Tam Wai y  Danielle MacInnes

:
Atrás

Deja un comentario

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivos

Categorías

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram