Esta semana el planeta ha tocado un punto crítico. El día 8 de agosto consumimos todos los recursos naturales que la Tierra es capaz de producir en un año. Alcanzamos así el déficit ecológico, marcando en nuestros calendarios el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra. Los datos los ha obtenido la Global Footprint Network, una organización internacional de investigación que mide la huella ecológica con el fin de impulsar cambios políticos que fomenten la sostenibilidad.

La razón que explica este déficit es el consumo insostenible de los recursos naturales para nuestro desarrollo comercial e industrial. Talamos árboles a una velocidad mucho mayor de la que tardan en crecer, pescamos más peces de los que los océanos pueden criar y emitimos más gases de efecto invernadero de lo que los bosques y océanos pueden absorber.

 

Otro de los factores que intervienen de manera directa en esta insostenibilidad es el aumento de la población mundial, que exige un aumento del consumo. Si en el 2000 el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra se producía a finales de septiembre, a medida que avanzan los años esta fecha se ha ido adelantando. No obstante, no caigamos en la desesperanza, pues la tasa de adelanto se ha reducido. Si a principios de los setenta se adelantaba tres días al año, durante los últimos cinco años solo se ha adelantado uno.

 

Este exceso es el responsable directo de que actualmente la humanidad necesite más de un planeta y medio para poder satisfacer su desmedida demanda de recursos naturales, la cifra varía según los países. A la cabeza del consumo se sitúan Australia y Estados Unidos. Si a nivel global consumiéramos lo que se consume allí, necesitaríamos 5,4 y 4, 8 planetas respectivamente. En territorio nacional, con el ritmo que llevamos necesitaríamos casi tres Españas para poder consumir recursos a la velocidad a la que lo hacemos.

 

02

 

Desde la WWF alarman que las emisiones de CO2 son las responsables más directas del exceso ecológico, cuya huella de carbono representa hasta el 60% de la demanda mundial sobre nuestro planeta. Mar Asunción, la responsable del Programa de Clima y Energía de WWF España comenta que “si queremos cumplir los objetivos establecidos por el Acuerdo de París adoptado por casi 200 países en diciembre de 2015, la huella de carbono tendrá que reducirse hasta cero en 2050. Para conseguirlo es urgente un cambio en nuestra forma de vida”.

 

Mientras, desde la Global Footprint Network argumentan sobre el nuevo modelo basado en la sostenibilidad que, a pesar de los pésimos datos de este año, gracias a los avances tecnológicos y mayor toma de conciencia, cada vez es más posible que ese cambio llegue a producirse.

 

Más allá de las malas noticias, también hay países que destacan por sus sobtenibilidad,  entre ellos se encuentra Costa Rica. El país centroamericano produjo un 97% de su electricidad a partir de fuentes renovables durante el primer trimestre de este año También, otros como Portugal o la India obtuvieron mejores resultados.

 

03

Los retos a los que nos enfrentamos son por tanto, no solo necesarios sino también urgentes. Entre todos debemos tomar un cambio de rumbo que gire hacia la sostenibilidad y respeto al planeta. La concienciación es nuestro mejor aliado. La Tierra necesita nuestra colaboración, hasta en los más pequeños detalles, para sobrevivir. Por su bien, y por tanto el nuestro también, es fundamental que no le demos la espalda.


Imágenes de la NASA y Global Footprint Network 

 

:
Atrás

Deja un comentario

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivos

Categorías

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram